Farolillos

Como luciérnagas en las noches de verano más bonitas. 


Así alumbran estos farolillos nuestros momentos de paz, creando un ambiente perfecto para relajarse, meditar, charlar con amigos o familiares, y descansar después de un largo día veraniego. 
Anímate a poner un farolillo en tu vida, son muy fáciles de hacer, sólo tienes que buscar un frasco de cristal que no utilices y tejer alrededor un dibujo a crochet, del color y forma que te guste, cogiendo las medidas del frasco y adaptádolas para que quede ajustadito.
 Imaginación al poder!!
 
 
Estos otros están realizados de la siguiente manera: 
Comenzamos haciendo un anillo mágico,
1vlta: 6pb
2vlta:12pb
3vlta:18pb
4vlta:24pb
5vlta:30pb
6vlta:36pb
7vlta:40pb, 
8vlta:40 puntos bajos en relieve, cogiendo sólo la oreja interior de la labor.
9-13vlta:40pb


Espero que os hayan gustado.
Besos

2 Comentarios

  1. Son geniales, tengo unos cuantos frasquitos guardados para reciclar y hacerlos de farolillos para velas, pero los decoraré de otra manera……tengo que pensar…..que yo ganchillo nosé hacer, ayyyyyy, jejejejejejej un besinnnn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *