10 bolsos de crochet increíbles hechos con productos reciclados.

Con botellas, con bolsas, con chapas de refrescos, tela, cuero, etc, están hechos estos increíbles bolsos. Combinando estos materiales reciclados con la técnica del crochet, podemos conseguir auténticas maravillas.
Sólo se necesita un poco de imaginación, unos hilos o lanas bonitas y una aguja de ganchillo. De esta manera se han elaborado estos bonitos y originales bolsos de ganchillo. Con diferentes utilidades, según el material y el tamaño, nos pueden servir para ir de compras, a una cena elegante, para guardar pequeños objetos o incluso para el día a día.
Lo mejor de todo es que los puedes hacer tu mismo según tus necesidades y gustos. Algunos ni siquiera adivinarías con qué material está elaborado 😉
¿Quieres verlos todos? Aquí tienes la lista con los mejores bolsos de crochet reciclados:

1.- Con un bote de champú o gel para el baño. Aprovechando el envase vacío y limpio, tejemos una parte en ganchillo, dándole forma de cestita y es ideal para guardar los algodones, las horquillas… o lo que se te ocurra, decorando nuestro cuarto de baño de una forma muy bonita y práctica.
Te dejo el vídeo tutorial con el paso a paso:

cesta reciclada de crochet
Cesta reciclada de crochet.

2- Con plástico de botellas. Hay que cortar las botellas en forma de cuadrados de igual tamaño y los vamos uniendo tejiendo un borde alrededor de cada uno. El tamaño lo eliges tu añadiendo más o menos cuadrados.

Fuente: pinterest.


3.- Con bolsas de plástico. La mejor forma de reciclar esas bolsas que acumulamos en casa y que tanto contaminan si decidimos tirarlas a la basura, es cortarlas en tiras y formar con ellas un ovillo para tejer un bolso práctico, bonito, ecológico y económico 😉

Fuente: pinterest.

4.- Con latas de refresco. Nadie diría con qué material está hecho este bolso “futurista”. Precioso y original con ese toque metálico, que conseguimos intercalando en el tejido chapitas de refresco. Hay en internet muchas ideas para reciclar estas chapas metálicas, pero este bolso ¡me ha encantado!

Fuente: pinterest.

5.- Botellas convertidas en prácticos recipientes donde guardar todo lo que se ocurra. Desde pinturas y rotuladores, hasta pinzas de la ropa, juegos… todo cabe en estos bonitos y prácticos bolsitos. Hacerlos es muy fácil y rápido, la teoría es la misma que hemos utilizado para hacer las cestas con el bote de champú, si aún no has visto el vídeo tutorial, este es el momento. (cesta reciclada en crochet)

Fuente: pinterest.

6.- Con cuero. No puede ser más elegante esta combinación de cuero con tejido. Bolso ideal para el día a día. Original, sencillo y muy cómodo para llevar al trabajo, a una comida de negocios, o a tomar un café con tus amigas.¡Lo llevarás contigo a todas partes!

Fuente: pinterest.
7.- Con tela vaquera. Recicla esos viejos vaqueros y conviértelos en el bolso de moda del verano. Bonito, práctico e informal. Muy fácil de hacer: teje un rectángulo, dobla por la mitad y cose los extremos, así tendremos una bolsa de ganchillo, sólo hay que añadir los detalles con la tela, un bolsillo, unas cintas…
Fuente: pinterest.

8.- Con cuerda. En este caso la imagen muestra una cesta tejida con cuerda y lana en color crudo, pero si quieres convertirlo en un bolso para llevar, sólo hay que tejerlo en el tamaño adecuado y hacer las asas un poco más grandes, para poder llevarlo a cualquier sitio.

Fuente: pinterest.

9.- De trapillo. Con este material se pueden realizar bolsos tan bonitos y elegantes como este clutch de Bricoydeco. El dibujo de la mariposa lo convierte en un bolso súper original, perfecto para lucir en un evento importante, celebración o reunión. Llamará la atención de todo el mundo.
Ah, y si no tienes trapillo, puedes hacerlo tu misma reciclando camisetas, igual que hacíamos ovillos con bolsas en el modelo de bolso número 3, podemos recortar tiras de camisetas y preparar un ovillo para tejer bolsos como este.

Fuente: Bricoydeco

10.- Polipiel combinada con trapillo. Una mezcla explosiva la que se consigue juntando estos dos materiales. Usando una base de polipiel o skay tejemos con trapillo un bolso robusto y grande. Me encantan los colores que han utilizado para realizar este modelo de la imagen.

 

Fuente: pinterest.

¡Qué bolsos tan bonitos podemos hacer reciclando! Además, cuidamos el planeta, ahorramos un dinerito y lucimos creaciones preciosas que no sólo llaman la atención por ser expectaculares, si no que también nos dejan sorprendidos al saber con qué materiales están hechos, y encima son prácticos y bonitos.
Por si fuera poco, como los haces tu mismo, te diviertes creando y tejiendo a tu gusto el bolso que necesitas.
¿Todavía no te he convencido para que te pongas manos a la obra a hacer alguno de estos bolsos reciclados? ¡Espero que si! Y que me lo cuentes, déjame un comentario  y dime cuál te ha gustado más y si vas a hacerte alguno 🙂
Yo tengo el primero 😉 y me voy a hacer ¡todos los demas!, jajaja, ¡me encantan!

 

………………………………………….
Si te ha gustado este post tal vez también te interesen otros como:
Y recuerda que puedes seguir a Gloriarte en todas sus redes sociales, porque allí te enterarás de todas las novedades y de todos los tutoriales que subo:
…………………………………………. 


Gracias por compartir el post en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *